PolHis 16

Núm. 16 (8)
Tabla de contenidos

Dossier “Recomposiciones sindicales en democracia”

Presentación
Mónica Gordillo

Normalizaciones sindicales: ¿una oportunidad para la democratización? Un estudio sobre la recomposición sindical del espacio cordobés 1984-1988
Marina Florencia Rodriguez

Reorganización sindical en los ´80: desafíos y oportunidades de dos sindicatos cordobeses de servicios públicos.
Ana Elisa Arriaga

La economía gremial, entre la crisis y la recomposición: Luz y Fuerza Capital Federal (1976-2013)
Julieta Haidar

El modelo sindical debatido por el sindicalismo peronista: tópicos y límites (Argentina, 2009-2015)
Ana Natalucci

Artículos
Tras los pasos de la justicia. Algunos aportes de la historiografía de la justicia para el Río de la Plata tardocolonial y republicano temprano en relación con los procesos de estatalidad.
Eugenia Molina

História e Literatura em Canudos no Brasil e Tomóchic no México
Ival de Assis Cripa

Los socialistas, la cuestión obrera y la cuestión municipal (Buenos Aires, 1880-1920)
Sabina Dimarco, Matías Landau

Estrategia y tácticas de la militancia originaria de Montoneros. 1967-1969.
Javier Salcedo

El movimiento estudiantil como objetivo de la represión. Un estudio sobre el caso de la UBA entre 1966 y 1976
Juan Sebastián Califa, Mariano Millán

“El enemigo se transforma en criminal”. La violencia política argentina durante la década de los setenta en los libros de Vicente Massot
Juan Francisco Fantino, Guillermo Salvador Marinaro

La trama institucional de la Patagonia. Configuraciones y reconfiguraciones (1983-2002)
Norma Beatriz García

Ensayo crítico sobre libro
Ensayo sobre el libro de Elena Piñeiro Creyentes, herejes y arribistas. El radicalismo en la encrucijada. 1924-1943
María José Valdez

Comentarios de libros relacionados

Tres lugares donde también el peronismo comenzó
Nicolas Quiroga

Reseñas Breves

Pablo Forni/ Luciana Castronuovo (Comp.). Ni punteros ni piqueteros. Organizaciones populares durante el kirchnerismo. La Plata: Edulp, 2015, 269 pp.
María Teresa Bonet

Silvia Mabel Ratto. Redes políticas en la frontera bonaerense (1836-1873). Crónica de un final anunciado. Bernal: Universidad Nacional de Quilmes, 2015, 241 pp.
María Noelia Caubet

Natalia Casola, El PC argentino y la dictadura militar. Militancia, estrategia política y represión estatal. Buenos Aires: Imago Mundi, 2015, 312 pp.
Bruno Cimatti

Marcela Ternavasio, Candidata a la corona: La infanta Carlota Joaquina en el laberinto de las revoluciones hispanoamericanas. Buenos Aires: Siglo XXI Editores, 2015, 288 pp.
Mariano Di Pasquale

Hernán Bransboin, Mendoza federal: entre la autonomía provincial y el poder de Juan Manuel de Rosas. Buenos Aires: Prometeo Libros, 2014, 251, pp.
Julián Joaquín Feroni

Laura Cucchi, Antagonismo, legitimidad y poder político en Córdoba, 1877-1880. Bahía Blanca: Editorial de la Universidad Nacional del Sur, 2015, 314 pp.
Gabriela García Garino

Mario Etchechury Barrera, Hijos de Mercurio, esclavos de Marte. Mercaderes y servidores del estado en el Río de la Plata (Montevideo, 1806-1860). Rosario: Prohistoria, 2015, 361 pp.
Pedro Rodolfo Kozul

Roberto Schmit (Comp.) Caudillos, política e instituciones en los orígenes de la Nación Argentina. Los Polvorines: Universidad Nacional de General Sarmiento, 2015, 238 pp.
Ana Laura Lanteri

Marcela Ferrari y Mónica Gordillo (Comps.), La reconstrucción democrática en clave provincial, Rosario: Prohistoria Ediciones, 2015, 284 pp.
Osvaldo Luoni

Miranda Lida, Historia del catolicismo en la Argentina: entre el siglo XIX y el XX. Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores, 2015, 270 pp.
Lucio Emmanuel Martín

Ana Laura Lanteri, Se hace camino al andar. Dirigencia e instituciones en la “Confederación” (Argentina, 1852-1862), Rosario: Prohistoria, 2015, 282 pp.
Federico Medina

Sabina Frederic, Laura Masson y Germán Soprano, Fuerzas Armadas en democracia. Percepciones de los militares argentinos sobre su reconocimiento. Rosario: Prohistoria Ediciones, 2015. 171 pp.
Virginia Mellado

Daniela Slipak. Las revistas montoneras. Cómo la organización construyó su identidad a través de sus publicaciones. Buenos Aires: Siglo XXI Editores, 2015, 269 pp.
Luciana Azul Mingrone

Paula Alonso/ Beatriz Bragoni (ed.): El sistema federal argentino. Debates y coyunturas (1860-1919). Buenos Aires: Edhasa, 2015, 303 pp.
Maria Jose Navajas

Pilar González Bernardo de Quirós (Dir.) Independencias iberoamericanas. Nuevos problemas y aproximaciones. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. 2015, 383 pp.
Alejandra Pasino

Raúl O.Fradkin / Jorge Gelman, Juan Manuel de Rosas La construcción de un liderazgo político. Buenos Aires: Edhasa, 2015, 475 pp.
Griselda Elisa Pressel

 

 

Mémoire, vérité et justice en Uruguay

Mémoire, vérité et justice en Uruguay/Memoria, verdad y justicia en Uruguay  Revista ILCEA n°26-2016

uruguay-marcha-silencio-2Sous la direction de  Maria H. Ferraro et Lauriane Bouvet

Ce vingt-sixième numéro de la revue ILCEA est consacré à l’étude du processus de gestion du passé traumatique en Uruguay. Dans la ligne des travaux de l’Axe civilisation de l’ILCEA4 sur la mémoire historique des passés traumatiques dans le monde hispanique et faisant suite au colloque international « Mémoire, vérité et justice en Uruguay » organisé à Grenoble en octobre 2014, ce numéro spécial souhaitait faire dialoguer chercheurs et acteurs du processus de gestion politique, historique, mémoriel et judiciaire des crimes du terrorisme d’État. Les apports d’experts internationaux, activistes défenseurs des droits de l’homme, membres du système judiciaire communiquent donc dans ce numéro avec les approches historiographiques de la dictature et de ses mémoires, perspectives sociologiques, travaux de psychologie sociale et de sciences politiques afin de contribuer au développement d’une dynamique de recherche interdisciplinaire sur le processus de gestion du passé traumatique en Uruguay qui rapproche les différentes formes d’expertise de terrain.

Para seguir leyendo: http://ilcea.revues.org/3869

Mariano Mestman (Ed.), Estados generales del Tercer Cine. Los documentos de Montreal. 1974

UnknownCuando Fernando Solanas y Octavio Getino publicaron su ensayo “Hacia un Tercer Cine” en 1969, su llamado se extendía a todos los latinoamericanos proponiendo una lucha antiimperialista que “descolonizara la cultura”. Tal vez dichos cineastas no imaginaron que sus pares del Norte también se harían eco de esta propuesta, citando un fragmento de ese texto en la Declaración de intenciones de los Encuentros Internacionales por un Nuevo Cine (Rencontres internationales pour un Nouveau Cinéma), llevados a cabo del 2 al 8 de junio de 1974 en Montreal, Canadá. La relevancia y el general desconocimiento …

Isabel Plante, Argentinos de París. Arte y viajes culturales durante los años sesenta

Cuando la ciudad luz empieza a perder su brillo frente a la nueva perla del arte contemporáneo, en los albores de los años sesenta, el flujo de artistas argentinos que se radican en París no sólo no se interrumpe, sino que su visibilidad continúa en aumento. Nueva York, modernísimo polo cultural, desplaza progresivamente a la antigua capital del arte en protagonismo. Sin embargo, tras la Revolución Cubana y su impacto en la región, el compromiso político impulsará a muchos artistas latinoamericanos a rechazar el país del Norte y encontrar en la ciudad francesa oportunidades para su consagració …

El “mal ejemplo haitiano”: una reseña del libro de Ada Ferrer, Freedom’s Mirror. Cuba and Haiti in the Age of Revolution

9781107697782Ferrer, Ada: Freedom’s Mirror. Cuba and Haiti in the Age of Revolution, Cambridge, Cambridge University Press, 2014, 384 pp., Anuario de Estudios Americanos, 73, 1, 2016, 355-86.
Esta nueva entrega de Ada Ferrer, si bien profundiza la problemática insurreccional abordada en su primer libro, Insurgent Cuba: Race, Nation, and Revolution, 1868-1898 (University of North Carolina Press, 1999), así como en varias contribuciones colectivas, contempla de entrada dos reali- dades y hasta modelos de emancipación opuestos en relación con la problemática de la esclavitud y hasta de incipientes formas de nacionalismo. Ensayo de historia comparada en primer término, se apoya en numerosas fuentes procedentes de los archivos cubanos, españoles, estadounidenses,
ingleses, haitianos o franceses para ahondar en la mayor paradoja quizás de la historia de la esclavitud: el apogeo de las ideas antiesclavistas y de libertad, y su expresión política mediante la Revolución haitiana. Bien se sabe que la creación de la primera República negra de las Américas (1804) coincidió con el auge de una floreciente economía de plantación y de su corres- pondiente élite sacarócrata en la vecina Cuba, evolución que no se cuestionaría sino hasta bien consumada la independencia después de 1898. En una narración que se aproxima a veces a la novela realista, la autora analiza detalladamente dos procesos de la llamada «era de las revoluciones». El mayor interés del libro radica precisamente en la aproximación conjunta hacia la historia de dos «naciones» que, hasta ahora, la historiografía especializada había enfocado por separado, resaltando de forma casi exclusiva el miedo que se originó en el «mal ejemplo» haitiano. De acuerdo con muchos trabajos, el espectro de la revolución haitiana hasta explicaría en parte el carácter tardío de la independencia cubana. En esta línea interpretativa, el libro demuestra que la «revolución azucarera» cubana se realizó a ciencia cierta «a la sombra» de la de Santo Domingo, aunque la argumen- tación radica en la especificidad de la sociedad cubana, una sociedad con esclavos más que una sociedad esclavista, hasta el cambio coyuntural de fines del siglo XVIII y principios del XIX, o sea los cambios drásticos introducidos a raíz de la Revolución haitiana y del crecimiento de la demanda mundial de azúcar. Sigue leyendo El “mal ejemplo haitiano”: una reseña del libro de Ada Ferrer, Freedom’s Mirror. Cuba and Haiti in the Age of Revolution

Venezuela: la Hidra inútil

Por Rogelio Altez Docente e Investigador del Departamento de Etnología y Antropología Social, Escuela de Antropología, Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad Central de Venezuela

El chavismo es un movimiento, nunca un partido. Aunque lo ha pretendido, jamás podrá lograrlo. El objetivo de un movimiento es el poder; se constituye por ello y se despliega en consecuencia. Al lograrlo suele desvanecerse, o bien se funde en una nueva forma de organización que, preferiblemente, ha de ser un partido. De ahí la insistencia en convertirse en algo que, por su naturaleza, trascendería ese objetivo inmediato para intentar existir más allá de una o dos generaciones. Pero un movimiento es un aluvión caótico, una sumatoria de numerosas cosas no necesariamente homogéneas ni con los mismos intereses. Por tal motivo necesita un catalizador que mantenga esa unión (que no es lo mismo que unidad), pues de ello dependerá su éxito y su sostenimiento en el tiempo. Chávez era ese catalizador, y fue mucho más que eso.

Sin partido, el aparato del chavismo es el Estado, un monstruo antiguo que, como Cronos, devora a sus hijos, solo que aquí lo ha devorado todo, incluido el chavismo que, desde luego, no es su hijo. El monstruo es, con todo, más grande que aquello que se come. Crece de lo que se alimenta, pero se constituye de su alimento. Obeso, amorfo, lento, enfermo, este monstruo se ha convertido en algo peor (…)

Para seguir leyendo: El Nacional, 26 de mayo de 2016

Foto: “Gente esperando por acceder a alimentos en zona cercana al centro de Caracas” ©Rogelio Altez

El terror de la libertad en Venezuela 1810-1814 (Segunda parte)

Por Carlos Alfredo Marín, Instituto de Estudios Hispanoamericanos, Universidad Central de Venezuela

Los remedios contra la traición
El torno empezaba a traccionar con solidez cuando aparecen las deserciones en el ejército. El castigo era el botón para el escarmiento no sólo del sujeto “juzgado”, sino también para todo el conjunto social que se viera aludido. El escarmiento multiplicó el miedo patriota, y lo potenció a niveles insospechados. A mediados de 1812, el Congreso produjo toda una legislación penal que reglamentaba todas las deserciones y sus castigos, en la cual se contemplaban desde azotes, presidio y hasta la ejecución. El Ejecutivo publicaría el 16 de abril de 1812, en momentos en que la República se enfrentaba al enemigo canario avivado por el terremoto, el decreto Contra los traidores, facinerosos y desafectos a nuestro Gobierno. Allí se “reclama un remedio activo y violento (…) Pero tan terrible, que haga temblar hasta en los últimos confines de la Federación de Venezuela”. Veamos el tono pavoroso del mismo:
“9. Los delitos que el Gobierno se propone a castigar de este modo riguroso y terrible son, primero: los de aquellas personas que tratan de formar partido contra nuestro sistema, con obras, atacándonos directamente o prestando auxilio a nuestros enemigos, o con palabras, seduciendo las gentes incautas, animándolas para que se reúnan contra nosotros o se pasen al enemigo, o lo reciban con gusto, en caso que él presente. Los que incurran en este crimen serán pasados por las armas”.
Sigue leyendo El terror de la libertad en Venezuela 1810-1814 (Segunda parte)

La República del miedo en Venezuela 1810-1814 (Primera Parte)

Por Carlos Alfredo Marín
Instituto de Estudios Hispanoamericanos
Universidad Central de Venezuela

La República se hizo a imagen y semejanza de quien la propuso a partir del 19 de abril de 1810 en el actual territorio venezolano. En esa faena tuvo un papel crucial una concepción de nuevo cuño, abierta a la modernidad de corte ilustrada, que fue pujando nociones que hasta entonces eran desconocidas, y que apenas empezaban inquietar las conciencias de las mayorías.

La operación política para implantarla tenía voces y anhelos distintos. No fue igual el tótem emancipador para los blancos criollos, enclaustrada en los Ayuntamientos provinciales. Tampoco será para la generación que, aunque perteneciendo a las grandes familias, impulsará con vehemencia el cambio revolucionario desde las distintas Sociedades Patrióticas. Ni mucho menos será parecida a la que desean los pardos, negros, mulatos, zambos, indígenas, conjunto social donde flameaba el igualitarismo y el fuego que tarde o temprano empujaría el cambio propuesto por algunos a la guerra de todos.

Esta heterogeneidad política y social tomará, no con sorpresa, sus propios papeles. Por tanto, la mudanza del Antiguo Régimen a la República era impensable sin el desate de esta multiplicidad de visiones y deseos. O mejor dicho: la construcción del tótem republicano debía abrir paso a los miedos.

La violencia positiva
El miedo republicano se caracterizó por la inmediatez de su acción. Su factor primordial fue el pragmatismo, el vértigo de la voluntad. La violencia fue el aditivo que lo impulsó en medio de las extremas circunstancias del combate. En nombre la razón, el miedo en manos del Estado fue un arma poderosa cuyo fin era doblegar al enemigo realista, sin distinción racial o de clase. Sigue leyendo La República del miedo en Venezuela 1810-1814 (Primera Parte)

Aylwin: luces, sombras y perspectivas

Tras los balances que han seguido a su fallecimiento, historiadores y cientistas políticos ofrecen a La Tercera su visión de la personalidad política y la gestión gubernamental del primer mandatario de la Transición.

Por Pablo Marín y Javier García, La Tercera (Chile), 24 de abril del 2016 

Para sorpresa de los desprevenidos, el fallecimiento de Patricio Aylwin Azócar, a los 97 años, dio pie a tres días de funerales de Estado. Este solo hecho se imponía como “histórico” en el sentido de un hito que ocurre muy a lo lejos y que, cuando se da en el ámbito del Estado, puede desatar tanto la pompa y la circunstancia como un ánimo evaluativo teñido de solemnidad republicana.

La última vez que la muerte de un Presidente había requerido los extendidos ritos y protocolos del funeral de Estado había sido en 1960, tras el deceso de Carlos Ibáñez. Y la última en que se había despedido con estos honores a un Presidente democrático que no ofició también de dictador, fue hace casi 70, tras la temprana partida de Juan Antonio Ríos. No dejaba de ser histórico, en el sentido ya descrito.

(…) Pero ha habido también variedad de balances y retrospectivas. Reunidos todos, ofrecen un esbozo de “juicio histórico”, por presuntuosa y grandilocuente que pueda sonarnos la expresión. Es lo que se hace en estas páginas, donde se conmina a historiadores, sociólogos y cientistas políticos a abordar diversos aspectos de la figura de Aylwin y de su gestión presidencial.

El hombre en su tiempo

“La trayectoria de Aylwin puede ayudar a comprender gran parte de la historia política chilena”, plantea Cristina Moyano. En primer lugar, “como partícipe de un conjunto de tensiones que se viven dentro del mundo conservador católico, que junto a los debates sobre la modernización y las preocupaciones por el desarrollo y la democracia, tienen en el socialcristianismo una respuesta que permite comprender el surgimiento de la DC”. “Aylwin es parte de una generación que creía en un tipo de política moderna…” Sigue leyendo Aylwin: luces, sombras y perspectivas

Cuba : d’un anniversaire oublié à la visite de Barack Obama

Il est un anniversaire oublié dans la litanie des credo révolutionnaires comme dans le concert des satisfecit décernés à la “transition” cubaine depuis le retrait de Fidel Castro en faveur de son frère Raúl en février 2008 et la lune de miel que connaitraient désormais les relations cubano-américaines: celui de la Tricontinentale, Conférence de Solidarité avec les Peuples d’Asie, d’Afrique et d’Amérique Latine, qui s’est tenue du 3 au 15 janvier 1966 à La Havane.

La visite récente du chef d’Etat cubain en France début février 2016, où il prôna la “diplomatie économique”, celle du président américain à La Havane en mars, n’ont pas été l’occasion de se remémorer un événement fondateur d’une conscience politique -celle qui présida au mouvement des non alignés et inspira nombre de mouvements d’Indépendance en Amérique latine et ailleurs-. Le propos en est certes devenu beaucoup plus diffus, bien que renvoyant indéniablement au long terme de l’influence de Cuba en Amérique latine et au-delà. En termes d’histoire des idées, l’événement renvoie toutefois à un imaginaire politique d’un temps présent confronté à la fois à des recompositions stratégiques et à un deadline générationnel.

Ce mouvement revendiquant l’héritage de la conférence de Bandung (1955) et qualifié en son temps de tiers-mondiste -82 pays y furent représentés-, se voulut fédérateur des mouvements de luttes pour l’indépendance dans un contexte de tensions entre les partis communistes chinois et soviétique (…)

Pour lire la suite : http://www.huffingtonpost.fr/frederique-langue/cuba-dun-anniversaire-oublie-a-la-visite-de-barack-obama_b_9545488.html

La atalaya del Nuevo Mundo desde el tiempo presente – América Latina España – Une veille d'histoire d'Amérique latine et des mondes ibériques, histoire du temps présent, humanités numériques