Tomás Straka: Una de las obras esenciales de la historiografía venezolana está ahora al alcance de todos vía online

Una de las obras esenciales de la historiografía venezolana está ahora al alcance de todos vía online, por Tomás Straka.

Acerca del Diccionario de Historia de Venezuela, ed. 1997​ (versión en línea​), Caracas: Fundación Empresas Polar.

Una de las obras esenciales de la historiografía venezolana está ahora al alcance de todos vía online.  A treinta años de su primera edición de 1988, el Diccionario de Historia de Venezuela, impulsado y publicado por la Fundación Empresas Polar, se estrena en su versión digital.
Producto de un esfuerzo colectivo y multidisciplinario, inicialmente coordinado por Manuel Pérez Vila, el diccionario ofrece una información accesible y a la vez rigurosa sobre personajes, procesos, hechos, instituciones, manifestaciones culturales, legislación, tradiciones y geografía venezolanos. No sólo se buscaron a los mejores especialistas del momento para que redactaran las entradas, sino que se ofrece en cada una de ellas una selección bibliográfica sobre el tema que sirve de orientación para quienes quieran profundizar en el tema.  A ello hay que sumar los diez valiosísimos apéndices con datos básicos sobre de Centros Poblados, Centros Poblados Petroleros, Viajeros a Venezuela, Danzas, División político-territorial, Misiones, Monedas, Obispados y Tratados Internacionales.  Por esta razón, tanto en el país como en el exterior, se ha convertido en sus treinta años en una fuentes de consulta insoslayable para aquellos que estén interesados en comprender a Venezuela, especialmente para los educadores y estudiantes de todos los niveles.  En 1997 apareció una segunda edición, ampliada, que es la que hoy puede consultarse en la web. Como la Fundación Empresas Polar no se preocupan sólo por el contenido, sino también por hacer ediciones bellas, en 1999 obtuvo el Premio La Letra de Oro en el prestigioso concurso de los Libros Más Bellos del Mundo, en Leipzig, Alemania.
Queriendo llegar todavía más lejos con sus proyectos editoriales, muchos de los cuales se encuentran agotados, Fundación Empresas Polar ha creado la web BiblioFEP.  En ella están  a disposición de todos y de manera gratuita, una parte de significativa de los libros que ha editado en sus cuarenta años de existencia.
En el caso del Diccionario no se trata de su simple versión en PDF, sino de un verdado buscador en la que los interesados podrán hacer una búsqueda simple con sólo colocar una palabra, por ejemplo un autor o una ciudad, que la llevará a todas aquellas entradas en la que aparece citada de algún modo, así como a otras relacionadas con el tema.  Hay además unas opciones de búsqueda avanzada, por el tipo de entrada y la clasificación temática.  Con esto, lo que en 1988 fue toda una innovación, recogiendo y sistematizando el conocimiento histórico venezolano en una obra, da ahora otro paso adelante. Podemos cecir que estamos ante una transformación cultural de ggran alcance que pronto nos afectará, de uno u otro modo, a todos: la investigación y difución de la historia que saltan de los tradicionales formatos del papel a la era digital.
 ___________________________________

Sinópsis (Fundación Polar): Aunque el contenido es el mismo de la edición impresa, actualizada en 1997, esta nueva edición en línea del Diccionario de Historia de Venezuela (DHV) ofrece una serie de ventajas propias de la tecnología. Lo primero y más importante, es que ahora el DHV está a disposición de una cantidad de usuarios en todas partes del mundo y resulta accesible desde cualquier dispositivo. Asimismo, es posible hacer búsquedas inmediatas dentro de su corpus de información, ya se trate de temas o biografías de personajes, acontecimientos o procesos, lo que en un libro tomaría mucho tiempo. Por otra parte, una presentación aleatoria de las efemérides históricas del día en que se haga la consulta, aporta un dinamismo y riqueza que valorarán tanto los lectores no especializados como los investigadores.

Acceso al DHV en línea

 

Bolivarianismos de papel

Bolivarianismos de papel

En uno de los primeros estudios críticos dedicados al Libertador y a las relaciones civiles-militares, Domingo Irwin y Luis Alberto Buttó, reconocidos especialistas de las relaciones civiles-militares venezolanas, iniciaron su reflexión haciendo referencia a un postulado de M. Deas. Este consideró que el bolivarianismo no era sino « una ideología sin contenido », circunstancia que también tuvimos la oportunidad de comprobar analizando el ideario y los discursos de Hugo Chávez, aunque con la siguiente salvedad: en el chavismo confluyeron en realidad varias influencias y corrientes de ideas. Si bien durante los primeros años del gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) se subrayó hasta la saciedad que el chavismo no era una ideología en el sentido epistemológico del término —o sea en la perspectiva marxista y especialmente althusseriana— sino un conjunto de influencias y lecturas de lo más diversas, ampliamente señaladas por su líder en su emisión dominical Aló Presidente, la paulatina radicalización de la « Revolución bolivariana » hacia el Socialismo del siglo XXI arrojó datos distintos.

Desde el advenimiento de H. Chávez y especialmente desde el intento de golpe de Estado de 2002 en su contra —los llamados “sucesos de abril”—, presenciamos en efecto una radicalización del “proceso” junto a una mayor e inédita arremetida de la historia oficial, siguiendo pautas algo divergentes respecto al culto a Bolívar tal como lo habían ideado y celebrado anteriormente los gobernantes criollos a través de la consabida « historia patria ». La escritura de la historia nacional se desenvuelve en adelante en un contexto globalizado y en gran parte ideologizado (…)

La propaganda oficialista, dentro y fuera de las fronteras nacionales, fomentó una interpretación peculiar del culto al héroe fundador de la nación y de la revolución de Independencia (1810-1821) — el « bolivarismo » propiamente dicho— y al Libertador del siglo XX/XXI a  (…) Así contribuyen en crear un régimen emocional que se le sobrepone al régimen de historicidad manejado hasta ahora por los historiadores de oficio, en su gran mayoría adversos al régimen.

De tal forma que la “guerra de las memorias” se ha convertido en uno de los aspectos más notables de la historia de un tiempo presente venezolano heredero del culto a Bolívar, expresivo de un personalismo político característico de las prácticas políticas criollas desde el siglo XIX desde el mismo Bolívar (…)  y en cuanto mito fundador de una nación ahora duradera e irremediablemente divida. En este sentido, no fue baladí la visionaria interpretación de Carlos Rangel, quien desde 1976 y con motivo de la publicación de su ensayo Del buen Salvaje al Buen Revolucionario, formuló su “diagnóstico de Bolívar”, destacando el papel del caudillismo y por lo tanto “partido militar” en la historia de su país.(…)

Para seguir leyendo: Revista de Indias, vol. 77, No 270 (2017), monográfico “El pasado en el presente: lecturas del bolivarianismo y su impacto internacional”, Coordinador: Manuel de Paz-Sánchez”

 

 

Venezuela : « C’est bien un phénomène totalitaire qui est en train de s’installer »

De Chavez à Maduro, Caracas est devenu un cas exemplaire de post-vérité relayée, en France, par les « insoumis » et autres agents d’influence, préviennent trois intellectuels vénézuéliens dans une tribune au « Monde ».

LE MONDE | 18.09.2017  Par Elisabeth Burgos, Pedro José Garcia Sanchez et Saraï Suarez

Tribune. Historienne, sociologue, journaliste : nous sommes trois Vénézuéliens de générations différentes vivant et travaillant en France. Voués aux sciences sociales et aux humanités, nous continuons d’entretenir une relation étroite avec le Venezuela : nous enquêtons sur ses problèmes sociaux, ses villes ou ses patrimoines ; nous nous interrogeons sur ses violences, sa démocratie et ses paradoxes depuis plusieurs décennies.

Nous avons tous trois cultivé nos sensibilités et notre pratique de gauche aux côtés de guérilleros devenus iconiques, dans les bidonvilles où certains d’entre nous ont grandi, et dans l’expérience de terrain et des strates diverses qui composent cette société. C’est pourquoi l’indignation nous gagne lorsque, au mépris de toute réalité factuelle, des révolutionnaires de salon, des politiciens affairistes et des experts en service commandé interviennent dans le débat français pour marteler des contre-vérités sur le Venezuela.

(…)

Alors que les authentiques démocrates européens et des Amériques sortent enfin de leur torpeur et dénoncent, sans ambiguïté, les pratiques gouvernementales mafieuses et déshumanisantes devenues ordinaires au Venezuela, voilà que des porte-voix du régime mènent une offensive pour édulcorer et relativiser une tragédie en cours. Leur mission : brouiller les cartes, diffuser des éléments de langage de pure propagande, en France et en Europe.

(…)

L’intox bat son plein

Aux traditionnels « insoumis » et autres acolytes s’ajoutent désormais des agents d’influence arguant d’une compétence autoproclamée. De prétendus experts qui se précipitent dans les médias. Avec une curieuse obstination, ils répètent à la télévision, à la radio, dans la presse et sur les sites d’information, le bréviaire chaviste (…)

Une toile d’araignée, qui n’est pas seulement communicationnelle, s’installe ainsi avec méthode. Pour le pouvoir en place et ses alliés, il s’agit d’enrober des choix tactiques cyniques et violents dans un packaging idéologique, de masquer la vérité nue, qui est une volonté de conservation du pouvoir à tout prix. Que vise un tel festival de post-vérités ? Que gagne la cour castro-chaviste française en faisant fi du raisonnement des chercheurs français (historiens, sociologues…) dont les travaux font pourtant autorité ? A qui conviennent ces termes du débat ?
(…)

Poursuivre la lecture sur http://www.lemonde.fr/idees/article/2017/09/18/le-totalitarisme-s-installe-peu-a-peu-au-venezuela_5187043_3232.html#IrbAyXK03lhf3PA3.99

Le Venezuela est une île

Censure à l’encontre des médias y compris étrangers, départ des compagnies aériennes: l’isolement du pays découle d’une stratégie conçue de longue date d’après le modèle cubain
Un graffiti à Caracas, au Venezuela, représentant l’ancien président Hugo Chávez, et le héros Simón Bolívar, «libérateur de l’Amérique latine». Photo Luis Robayo. AFP

Le 29 août 2017, un jour à marquer d’une pierre blanche. Devant la conférence des ambassadeurs, le président Emmanuel Macron qualifie le régime vénézuélien de «dictature», soulignant également la crise humanitaire à laquelle est confronté le pays. Fin du silence diplomatique et de la complaisance lequel, pendant des années, a couvert les échanges avec le Venezuela, depuis la France ou ailleurs. L’une des dernières tentatives des thuriféraires de la dictature, «insoumis» et autres experts autoproclamés, de défendre un modèle désormais indéfendable, consiste à cet égard à rejeter la responsabilité de la situation sur le successeur de Hugo Chávez. Nicolás Maduro, président depuis la disparition du «commandant suprême» et «Bolívar du XXIe siècle» en 2013, serait confronté à la «guerre impérialiste» menée par les Etats-Unis, alors que les échanges entre les deux pays, pétroliers notamment, n’ont jamais vraiment été remis en question par les deux parties, si ce n’est très récemment par l’administration… américaine. Il serait un leader moins charismatique, privé des ressources qu’assuraient jusqu’en 2012 les hauts cours du pétrole. Soit. Les images qui demeurent, celles des correspondants de presse, de photographes et de journalistes qui ont pu faire leur travail avant d’être censurés, emprisonnés ou expulsés s’agissant des envoyés étrangers, témoignent toutefois d’une répression gouvernementale démesurée à l’encontre d’une population civile non armée. Non armée si ce n’est d’un violon comme le jeune musicien violemment appréhendé. Non armée, comme cette vieille femme participant à un exercice de tir pour obtenir de quoi nourrir sa famille en échange de sa participation à la mobilisation générale décrétée par le régime afin de défendre le pays de «l’agression impérialiste». Autrement dit, de quoi obtenir des Clap (comités chavistes d’approvisionnement, lesquels fournissent leurs partisans exclusivement en produits de première nécessité) de quoi survivre en ces temps de crise humanitaire sans précédent.

En fait, c’est bien avant le «chavisme» qu’il convient de situer les origines de la catastrophe (…)

Poursuivre la lecture sur Libération : http://www.liberation.fr/debats/2017/08/31/le-venezuela-est-une-ile_1593332

 

Le Venezuela et la “guerre civile” : une histoire du temps présent sous tension

Voici pourquoi on ne peut pas encore parler de guerre civile au Venezuela

Les mésusages du concept de "guerre civile" ne reposent que sur une instrumentalisation idéologique de l'histoire et un discours anti-impérialiste.

ANDRES MARTINEZ CASARES / REUTERS Voici pourquoi on ne peut pas encore parler de guerre civile au Venezuela. HuffingtonPost.fr 08/08/2017

Attentisme, fidélité réitérée au chef de l’Etat par la voix du ministre de la défense, mais aussi répression directe et démesurée: tel est le panorama que présente aujourd’hui un pays mobilisé voire révolté contre un régime que le Secrétaire général de l’Organisation des Etats américains (OEA), Luis Almagro, n’hésite pas à qualifier de “dictature”. Evoquer le spectre d’une “guerre civile” n’a toutefois, dans le contexte vénézuélien, que peu de sens, si ce n’est pour les spécialistes autoproclamés et autres idéologues de service.

L’asymétrie entre les acteurs du conflit est en effet patente. En termes de droit international, on ne peut décemment parler d’affrontement entre des groupes armés dans la mesure où c’est une opposition non armée qui se mobilise au quotidien et dans ses composantes les plus diverses contre le président Nicolás Maduro et ses velléités de refondation constitutionnelle du régime: une opposition tout d’abord politique, réunie dans la Table de l’union démocratique (MUD), dont il n’est pas inutile de rappeler qu’elle a été formellement créée en 2009 à la suite d’une autre mobilisation contre une autre réforme constitutionnelle, celle devant permettre la réélection de H. Chávez en 2012. Elle est rejointe par des secteurs critiques du chavisme, y compris des personnalités politiques (la procureure Luisa Ortega) et même, militaires.

Cette résistance civile apparaît sans ambigüité aucune dans les reportages réalisés depuis le début de la mobilisation en avril dernier (…)

Poursuivre cette lecture sur Le Huffington Post

Les raisons de l’impasse au Venezuela

©CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTERS

Alors que le Venezuela est secoué par une crise politique et humanitaire, la position du pays sur la scène internationale reste ambiguë (…)
TRIBUNE. Les mobilisations et la grève générale lancées par l’opposition ont été marquées par une répression démesurée et des violences meurtrières. Après trois mois et demi d’affrontements entre les partisans du président vénézuélien Nicolas Maduro et ses opposants, on déplore plus d’une centaine de morts, des opposants assassinés, des étudiants jugés par des tribunaux militaires, des médias contraints à l’autocensure ou à la fermeture, des journalistes et même des magistrats arrêtés.
On pourrait gloser à l’infini sur les raisons de ce qui apparaît désormais comme une impasse, aussi bien au niveau national qu’à l’échelle internationale. Dégradation d’un pouvoir aux mains d’un leader dépourvu de charisme, téléguidé depuis Cuba, pénuries alimentaires et de médicaments, auxquelles s’ajoutent des divisions au sein du « chavisme », comme en témoigne la défection de la procureure Luisa Ortega.
(…)
Poursuivre la lecture sur Le Monde : http://www.lemonde.fr/idees/article/2017/07/27/les-raisons-de-l-impasse-au-venezuela_5165679_3232.html#R5q0VRo8XDX3tOig.99

INES QUINTERO DISCURSO DE ORDEN EN LA SESIÓN SOLEMNE DE LA ASAMBLEA NACIONAL POR EL 206 ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA 5 DE JULIO DEL 2017

 

Discurso de orden en la Sesión Solemne de la Asamblea Nacional por el 206 aniversario de la Declaración de la Independencia 5 de Julio del 2017

Dra. Inés Quintero
Historiadora
Directora de la Academia Nacional de la Historia

Extractos del discurso seleccionados por Inés Quintero.

“…quiero exteriorizar mi reconocimiento más absoluto y sincero a todos los venezolanos que por su indoblegable vocación y convicción republicanas, por su constancia y compromiso ciudadano han contribuido y han hecho posible que hoy, 5 de julio del 2017, 206 años después de que se declaró la Independencia de Venezuela, estemos aquí, en el hemiciclo protocolar del Palacio Legislativo, en el espacio en donde reside la voluntad popular, en el poder público que reúne la representación del soberano: 14 millones 385 mil 349 venezolanos así lo decidieron el 15 de diciembre del 2015.

(…) Comenzó así, con esa declaración y esa determinación sustentada en el principio de la representación, el largo y sostenido proceso de construcción de la República que nos ha acompañado desde entonces y que hoy, 206 años después, su conservación su protección y su defensa constituyen un compromiso ineludible e insoslayable para la totalidad de los venezolanos, sin distinciones.

(…) Romper con la monarquía representó la más contundente y trascendente revolución que haya ocurrido entre nosotros: no fuimos más súbditos del rey sino ciudadanos libres para decidir la forma de gobierno que nos resultara más conveniente. Fue así como el Congreso General de Venezuela, en nombre y por la autoridad del pueblo a quien representaba, dejó consagrada esta perdurable transformación en la Constitución Federal para los Estados de Venezuela, sancionada el 21 de diciembre de 1811. Allí quedaron establecidos los fundamentos de la República Federal: la división de los poderes públicos; la alternancia en el poder; el sistema representativo, la abolición de los fueros y privilegios, los deberes y derechos de los ciudadanos, la consagración del principio de la igualdad y los límites y atribuciones de cada uno de los poderes públicos.

(…) En 1949, la Junta Militar que derrocó al presidente Rómulo Gallegos, decretó que el 5 de julio fuese celebrado por las Fuerzas Armadas en homenaje a la Independencia, de esta manera se incorporó un desfile militar a la celebración de un hecho histórico cuya significación es esencialmente cívica y republicana. Este añadido al ritual conmemorativo de la Independencia, no se vio modificado a partir de 1959 y todavía en la actualidad se mantiene. Ya va siendo tiempo de eliminar la presencia de las Fuerzas Armadas en la conmemoración de este hecho memorable de nuestra historia y de nuestra vida republicana y comenzar a pensar en la posibilidad de convertir el 5 de julio en una gran fiesta ciudadana. Ojalá que el próximo año lo estemos celebrando festivamente sin desfile militar y con la asistencia masiva de los ciudadanos.

(…) la crítica situación en la cual nos encontramos no es reciente ni accidental. Desde hace varios años hemos asistido a una constante, perniciosa y flagrante violación de los fundamentos republicanos. La alternancia en el poder fue eliminada y sustituida por la reelección indefinida, una práctica que contradice en lo más profundo la esencia de la vida republicana; la desaparición del equilibrio y la división de los poderes públicos se ha instalado como una rutina cotidiana sin el menor pudor ni consideración a los principios fundamentales que sostienen a la República.

Continuar leyendo “INES QUINTERO DISCURSO DE ORDEN EN LA SESIÓN SOLEMNE DE LA ASAMBLEA NACIONAL POR EL 206 ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA 5 DE JULIO DEL 2017”

Acerca de: Simón Bolívar. Travels & Transformations of a Cultural Icon

Acerca de: Maureen G. Shanahan and Ana María Reyes (edited by), Simón Bolívar. Travels & Transformations of a Cultural Icon, Gainesville, University of Florida Press, 2016, Anuario de Estudios Americanos, 74(1), enero-junio 2017, pp. 383-385 (reseña Frédérique Langue)

 

 

Héroe de una Independencia de múltiples ecos a nivel continental, mito nacional en su país de origen, el muy mantuano Bolívar ha sido el tema de numerosas biografías, mayormente en el rubro de la historia patria venezolana y, desde la llegada del « segundo Bolívar », Hugo Chávez, al poder (1999), desde los pregones de la historia oficial y de una consiguiente reescritura de la historia bolivariana. Ante la instrumentalización del pasado y la “divinización” del héroe “reencarnado” en el siglo XX, más propia del “realismo mágico” en su vertiente negra y de una gesta de cuño militarista — que de la escritura de la historia, la movilización de los historiadores de oficio ha sido fundamental hasta tal punto de que pasó a la posteridad como “rebelión de los historiadores”. Esta recopilación de enfoque multidisciplinario, que cuenta con un prólogo de Germán Carrera Damas, señero autor de El Culto a Bolívar. Esbozo para un estudio de las ideas en Venezuela (1970) prolongado pen 2005 por El bolivarianismo-militarismo: una ideología de reemplazo, hace hincapié de entrada en una característica notable del personaje histórico. Bolívar se convirtió en efecto en un icono, no sólo desde el punto de vista cultural como reza el título, sino también político e ideológico. A través de tres grandes apartados, el libro busca analizar las razones y modalidades de la elaboración del mito en lo “cultural”, de sus vaivenes a lo largo del tiempo, desde el fundacional siglo XIX — referencia mayor para el presidente Chávez y no sólo en lo que a Simón Bolívar y a la revolución de Independencia atañe — hasta los siempre muy debatidos siglos XX y XXI. Reúne tantos contribuciones inéditas como republicaciones de artículos aparecidos en revistas científicas (…)

Para seguir leyendo la reseña: http://estudiosamericanos.revistas.csic.es/index.php/estudiosamericanos/article/view/712/712

 

Acerca de: Elías Pino Iturrieta, Positivismo y gomecismo

Acerca de: Elías Pino Iturrieta, Positivismo y gomecismo, Caracas, Editorial Alfa, 2016, Anuario de Estudios Americanos, 74(1), enero-junio 2017, pp. 376-378 (reseña Frédérique Langue).

Es bien sabido que los libros tienden a cobrar vida propia, escapándosele al autor sin por eso dejar de acompañar a veces una actualidad cuyas raíces se hunden en un pasado no tan remoto aunque no siempre asumido. Tal es el caso de esta tercera reedición de la obra de Elías Pino Iturrieta, historiador de las ideas de reconocida trayectoria académica e intelectual, cuya acuciosidad no se ha desmentido para nada en lo que a interpretación de la historia reciente y especialmente a personalismo político e historia oficial de Venezuela se refiere. Este « tercer regreso », como lo llama el autor, se nutre en efecto de una amplia y novedosa bibliografía sobre el « benemérito » « tirano liberal » Juan Vicente Gómez. El libro se vuelve a publicar además en un contexto de creciente imposición del personalismo en la cúspide del Estado, de intentos sistemáticos por asegurarse el control de la sociedad en su conjunto, y en fin, de apología constante a los « mandones de turno » si no al finado « Bolívar del siglo XXI ». En este sentido, el papel de los intelectuales dentro de un régimen personalista no es el menor aspecto de estas permanencias del pasado criollo en un presente revuelto más cercano a la « última catástrofe » ejemplificada por Henry Rousso que a un gobierno cabal y de fundamentos democráticos.

La influencia del positivismo se remonta en Venezuela a la sexta década del siglo XIX, con una alocución de Rafael Villavicencio pronunciada desde las aulas universitarias. Hasta 1935 (fin de la cruenta dictadura gomecista que duraba desde el año 1908), esta corriente filosófica e intelectual que reúne tanto a historiadores, sociólogos, juristas y médicos, predomina en la vida política (…)

Para seguir leyendo la reseña: http://estudiosamericanos.revistas.csic.es/index.php/estudiosamericanos/article/view/712/712

 

Venezuela: Temporada de golpes

Reseña a MONDOLFI GUDAT, Edgardo, Temporada de golpes. Las insurrecciones militares contra Rómulo Betancourt, Caracas, Editorial Alfa, 2015, Revista de Indias, Vol. LXXVII, n°269, 2017, pp. 337-353.

 

Autor de reconocida trayectoria en temas de historia contemporánea de Venezuela especialmente en su vertiente diplomática (relaciones con Gran Bretaña), Edgardo Mondolfi Gudat aborda en esta entrega otro capítulo de difícil acceso para el investigador que se enfrenta habitualmente a la dificultad de consultar archivos relativamente recientes —como lo son archivos militares, especialmente los relacionados con el Consejo de Guerra— y en todo caso “sensibles”, en el sentido de los ecos persistentes que vienen despertando en el tiempo presente. Al contrario, y como bien se evidencia aquí, la dificultad radicó en seleccionar testimonios fidedignos entre las innumerables memorias, libros y folletos que apuntan a justificar más que a relatar, entre publicaciones oficiales y aportaciones hemerográficas, crónicas y reportajes, para luego interpretar acontecimientos no siempre transitados por los especialistas en la materia y hasta opacados por la historia oficial de turno. Los archivos privados, así como por ejemplo el de Santiago Gerardo Suárez, o de instituciones (de la Fundación R. Betancourt) suplieron en gran parte esta dificultad como se indica en las primeras páginas de la obra.

Está por demás decir que, entro de los aportes novedosos hechos en el transcurso de estos últimos años a la historia contemporánea de Venezuela y por estas mismas razones, el “tema” Betancourt ocupa un lugar destacado. En El día del atentado. El frustrado magnicidio contra Rómulo Betancourt (Caracas, Alfa, 2013), E. Mondolfi había desentrañado el significado del atentado perpetrado en junio de 1960 en contra del “padre de la democracia”, ubicándolo a ciencia cierta en el contexto internacional de la época y más precisamente en el ámbito caribeño (liderazgo democrático de Betancourt versus dictadura de Trujillo).

Con este libro, se adentra en uno de los aspectos más controvertidos de la historia republicana de Venezuela después de la caída de la “dictablanda” de Pérez Jiménez y el pacto de Punto Fijo (1958) (…)

Para seguir leyendo: http://revistadeindias.revistas.csic.es/index.php/revistadeindias/article/view/1046/1118