PROCESOS HISTORICOS: Revista de Historia y Ciencias Sociales

Procesos Históricos. Revista Semestral de Historia y Ciencias Sociales, editada por la Universidad de los Andes (Venezuela), bajo la dirección de la Prof. Edda Samudio.

http://www.saber.ula.ve/procesoshistoricos/

Historia de la justicia en México. Reseña.

En el reciente número de la revista Historia Mexicana [HMex, LV:4 (220), abril – junio, 2006, pp. 1509-1518] se publicó mi reseña del libro de varios autores Historia de la justicia en México, siglos XIX y XX, compilación de la Dirección General del Centro de Documentación, Análisis, Archivos y Compilación de leyes, México, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2005, 2 Vols. ISBN 970-712-501-2. Inserto a continuación un fragmento de la reseña, invitando a leer el número de la revista dedicado al tema “Ley y justicia (del virreinato a la posrevolución).”

“La obra que reseñamos resultará interesante para los lectores puesto que nos muestra algunas de las propuestas de la historiografía jurídica actual en México. Se trata de una compilación que reúne trabajos tanto de historiadores consolidados como de jóvenes que presentan líneas de investigación sugerentes y que en su mayoría ofrecen una perspectiva historiográfica distinta a la tradicional de la historia jurídica. Las historias del derecho de las instituciones jurídicas suelen tener poca acogida entre los lectores de historia en general y entre los especialistas de otras áreas historiográficas. Inmediatamente se identifica a ambas con aquella historia legalista de las doctrinas jurídicas y de las normas legisladas que rigen las instituciones jurídico-políticas; historias escritas con una perspectiva formalista, acrílica y legitimadora del discurso del poder político, características que son justamente las que la sumieron en el ostracismo y la marginación. No en vano muchas figuras de las corrientes historiográficas más creativas del siglo XX, como los miembros de los primeros Annales, ayudaron a crear ese aislamiento al considerar que la historia del derecho así construida era la base de la historiografía política rankeana.

“Para marcar distancia con esa historia jurídica que se dedicaba a la exégesis lineal y plana de la norma legislara, los compiladores de la obra que comentamos decidieron llamarla simplemente Historia de la justicia, una expresión que de manera explícita confiesan haber tomado de la historiografía jurídica francesa…”

En el reciente número de la revista Historia Mexicana [HMex, LV:4 (220), abril – junio, 2006, pp. 1509-1518] se publicó mi reseña del libro de varios autores Historia de la justicia en México, siglos XIX y XX, compilación de la Dirección General del Centro de Documentación, Análisis, Archivos y Compilación de leyes, México, Suprema Corte de Justicia de la Nación, 2005, 2 Vols. ISBN 970-712-501-2. Inserto a continuación un fragmento de la reseña, invitando a leer el número de la revista dedicado al tema “Ley y justicia (del virreinato a la posrevolución).”

“La obra que reseñamos resultará interesante para los lectores puesto que nos muestra algunas de las propuestas de la historiografía jurídica actual en México. Se trata de una compilación que reúne trabajos tanto de historiadores consolidados como de jóvenes que presentan líneas de investigación sugerentes y que en su mayoría ofrecen una perspectiva historiográfica distinta a la tradicional de la historia jurídica. Las historias del derecho de las instituciones jurídicas suelen tener poca acogida entre los lectores de historia en general y entre los especialistas de otras áreas historiográficas. Inmediatamente se identifica a ambas con aquella historia legalista de las doctrinas jurídicas y de las normas legisladas que rigen las instituciones jurídico-políticas; historias escritas con una perspectiva formalista, acrílica y legitimadora del discurso del poder político, características que son justamente las que la sumieron en el ostracismo y la marginación. No en vano muchas figuras de las corrientes historiográficas más creativas del siglo XX, como los miembros de los primeros Annales, ayudaron a crear ese aislamiento al considerar que la historia del derecho así construida era la base de la historiografía política rankeana.

“Para marcar distancia con esa historia jurídica que se dedicaba a la exégesis lineal y plana de la norma legislara, los compiladores de la obra que comentamos decidieron llamarla simplemente Historia de la justicia, una expresión que de manera explícita confiesan haber tomado de la historiografía jurídica francesa…”